Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Más información Aceptar
Receta de gulas al ajillo con SELMA



Receta de gulas al ajillo con SELMA

  SELMA
  29/08/2019

En SELMA Millenary Olive Oil nos encanta proporcionaros recetas gourmet para vuestros invitados en comidas y cenas en buena compañía. Si en otras ocasiones optamos por platos de verano como el gazpacho andaluz o el salmorejo con tacos de jamón o platos de carne como el carpaccio de pulpo o el carpaccio de ternera, en esta ocasión seguimos aumentando la lista con un plato atemporal: gulas al ajillo con gambitas en aceite de oliva virgen extra.

A pesar de que las gulas al ajillo es una receta que se considera típica de las celebraciones navideñas, su preparación tan simple y su rico sabor la convierten en una opción para cualquier momento del año. Un tentempié que sirve como tapa antes de comer o como un aperitivo mientras se prepara el plato principal.

Quizás podéis pensar que no es el plato más ‘gourmet’ que podéis preparar, pero dándole un toque estético en la presentación y con el acompañamiento de SELMA Millenary Olive Oil dejarás boquiabiertos a tus invitados, que saldrán encantados con tu plato.

Hechas las presentaciones, nos ponemos manos a la masa, ¿qué vamos a necesitar para nuestro plato de gulas al ajillo con gambitas y aceite de oliva virgen extra?

Ingredientes para gulas al ajillo con gambitas

  • 500 gramos de gulas.
  • 250 gramos de gamba (si las compras congeladas pueden venir ya peladas, también las puedes comprar frescas).
  • 4 dientes de ajo.
  • 2 guindillas (puedes añadir más si te gusta más picante).
  • 1 chorro de SELMA Millenary Olive Oil.

¿Lo tienes todo? Vamos a la cocina.

 

Cómo preparar las gulas al ajillo con gambitas

1. Pela las gambas, lávalas y ponlas en un cuenco con agua hasta que cubra. Déjalas reposar.

2. En una sartén pequeña pon una gota de aceite de oliva virgen extra y distribuye para que quede empapada.

3. Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas, añádelos a la sartén junto con las guindillas. Todo a fuego lento.

4. Cuando veas que los ajos adquieren un tono amarillo o dorado, echa las gambas, previamente escurridas y las gulas.

5. Saltea todo para que las gulas y las gambas cojan el sabor del ajo y las guindillas.

6. ¡A emplatar!

 

Las gulas al ajillo con gambas es un plato que se toma caliente, así que si no puedes prepararlo con antelación dale un toque de sartén para servirlo a buena temperatura.

A la hora de poner en la mesa, en lugar de hacerlo en un plato convencional coge una cazuela pequeña de barro o una sartén decorativa y sirve en dos o tres raciones. Antes de empezar a tomar, te falta la guinda del pastel, un chorro de aceite de oliva virgen extra de SELMA para darle el color oro y el sabor de nuestro aceite.

Si lo prefieres, corta varias rebanadas de pan para acompañar. Aceite de oliva virgen extra SELMA y pan es una combinación ganadora. ¡A disfrutar!

 

Comparte esta noticia

       


Etiquetas


Boletín de noticias


Certificados de calidad


Nuestro blog


SÍGUENOS

CONTACTANOS

C/Miguel Hernandez,10
Guardamar del Segura, 03140

(+34) 965 729 570